Saltar al contenido

Loligo vulgaris

Loligo Vulgaris

Calamar

Nombre científico:

Loligo vulgaris

Nombre común:

Calamar

Descripción:

Cefalópodo, cuya longitud va de entre los 15 y 30 cm, cuerpo cilíndrico y membranoso de color rosado mayormente, de su cabeza salen 2 tentáculos y 8 brazos, tienen unos ojos bastante grandes.

Localización:

En aguas cerca de la costa, entre la superficie y los 100 metros de profundidad.

Otros Datos:

Es un depredador voraz que se alimenta de peces y gambas, y de algunos animales del fondo del mar.

Talla mínima pesca:

N/C

Loligo vulgaris (Lamarck, 1798)

Nombre común: calamar europeo, calamar común.

Nombre en catalán: calamar europeu, calamar comú.

Nombre en inglés: European squid, common squid.

Descripción

Presenta un cuerpo delgado y cilíndrico bastante alargado, con una cefalización bastante acusada. En el extremo posterior se encuentran dos aletas romboidales que miden dos terceras partes del cuerpo del animal. En su interior se localiza la concha con forma de pluma.

loligo dibujo

Su cabeza es pequeña, con dos grandes ojos recubiertos por una membrana transparente. Presenta diez apéndices que rodean a su boca en forma de pico: ocho son brazos cortos que agarran el alimento y los dos últimos de los extremos son muy alargados con el extremo plano y recubierto de ventosas que utilizan para capturar a sus presas. En los machos, el cuarto apéndice (hectocotilo) se ha modificado para la deposición del esperma en el cuerpo de la hembra.

Su dermis se encuentra recubierto por cromatóforos que le permiten cambiar de color blanco cuando están inactivos a rojo intenso al estar activos.

Tamaño

Pueden alcanzar hasta 30 ó 40 cm de longitud, si bien lo habitual es que su longitud se comprenda entre los 15 y los 25 cm. Los machos suelen ser de mayor tamaño que las hembras.

Posibles confusiones

Se puede confundir con otras especies de su género como L. forbesi, si bien éste último presenta una coloración más clara que L. vulgaris. Además, L. forbesi habita por debajo de los cien metros de profundidad.

También es posible que sea confundido con la especie Thysanoteuthis rhombus, aunque éste alcanza mayores longitudes (hasta cien centímetros) y presenta un cuerpo más redondeado en comparación con L. vulgaris.

Biología

Son nocturnos, refugiándose en aguas más profundas durante el día y saliendo a cazar al caer el Sol. Se alimentan de peces, crustáceos e incluso otros cefalópodos a los que atrapa gracias a sus dos grandes tentáculos y a su gran impulso otorgado por su sifón y sus dos grandes aletas.

Viven en grupos o en pequeños bancos, utilizando para comunicarse sus cromatóforos.

banco calamares

Son depredados por muchos animales a parte del ser humano. Algunos de éstos incluyen aves marinas, tiburones, grandes peces e incluso cetáceos como delfines o cachalotes. Así mismo sus huevos y larvas son depredadas por multitud de animales filtradores, otros animales que forman parte del zooplancton y otros pequeños animales. Para defenderse de éstos, lanzan un chorro de tinta para despistar, y, tras lo cual; huir mediante un impulso de su sifón y sus aletas.

El periodo reproductivo se inicia a principios de verano. Durante este periodo los machos batallan entre ellos utilizando sus cromatóforos primero para intimidar a machos rivales y, si esto no funciona, atacándose hasta que uno de los dos se rinda o muera. Los machos vencedores depositarán en las hembras el esperma. Tras el desarrollo de los huevos, las hembras los depositan en oquedades o cuevas en forma de pequeños racimos blanquecinos que contienen entre 30 y 50 huevos cada uno.

La eclosión se produce entre los 25 y los 45 días tras la puesta, dependiendo de la temperatura. Las crías (chipirones), al eclosionar, formarán parte del zooplancton. Los machos presentan mayores tasas de crecimiento en comparación con las hembras.

La esperanza de vida de la especie es de dos años en las hembras, mientras que en los machos se añade un año adicional.

Su estado de conservación según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, por sus siglas en inglés), no se encuentra evaluado (NE).

Hábitat

Se le puede encontrar desde los diez hasta los quinientos metros de profundidad, si bien pueden llegar hasta casi la superficie (especie nerítica).

Se distribuye por todo el Atlántico Oriental, desde las Islas Británicas hasta Angola, así como por todo el Mar Mediterráneo.

Pesca

Se pescan por la noche, atrayéndolos con luz para después capturarlos.

En pesca deportiva se suelen utilizar cañas especiales para calamares, los cuales son pescados desde embarcaciones. Puede utilizarse tanto cebo vivo como señuelos. También se suelen utilizar trasmallos u otros tipos de redes para atraparlos. Se ha comprobado que las capturas son mayores en los meses fríos y con Luna nueva. También se les puede atrapar mediante arpón, utilizando para ello una luz para alumbrarse en la oscuridad, así como para atraer al animal.

A nivel comercial se les pesca mediante redes de arrastre durante la noche, o bien mediante grandes redes atrayéndolos a la superficie mediante luces. Esta actividad es muy perjudicial para el medio marino, por lo que cada vez más se está intentando recurrir a su cría en piscifactorías. Actualmente está en tema de estudio.

Se ha comprobado que la intensa explotación que vive la especie los ha puesto en peligro en muchos caladeros. Por ello, en muchos lugares de España no se permite la captura de cefalópodos sin la debida autorización.

Valor culinario

Son muy populares en toda la geografía española, consumiéndose fritos en todo tipo de formatos: tiras, rodajas, chipirones enteros, etc., pudiendo ser aderezados con limón u otras salsas. También se suelen incluir en platos como la paella o el arroz marinera como parte del sofrito. También se pueden consumir hervidos.

Su contenido en grasas y calorías (siempre y cuando no se consuman fritos o rebozados) es muy bajo. Aportan gran cantidad de proteínas y están aconsejados para personas intolerantes al gluten o diabéticas. Sin embargo, también son ricos en colesterol, por lo que no se aconsejan para personas con hipercolesterolemia o con problemas cardiovasculares.

Presentan también altos niveles de ácidos grasos omega 3, vitaminas E y B12 y en minerales como el selenio, el yodo o el fósforo.